1ª Consulta Gratuita Te informamos sin compromiso

Liposucción abdominal y flancos. Bolsas de ojos.

Los hombres ya no temen al bisturí para mejorar su imagen. Cada vez son más los que pasan por el quirófano para hacerse algún retoque estético. Representan el 18% de las intervenciones de este tipo que se hacen en España, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE). Sin embargo, hace cinco años eran sólo el 5%. La importancia de tener un buen físico y la incorporación del hombre al mercado de los productos de belleza son, para los médicos especialistas, las razones de este aumento de las operaciones de estética en hombres.

Cada mañana al mirarse al espejo se veía cara de cansado. "Durmiera bien o mal, las bolsas de los ojos no se me quitaban", cuenta Guillermo C. S.. Madrileño, de 66 años y publicista de profesión, siempre ha resaltado la importancia de tener una buena imagen. "Hoy en día el aspecto hace mucho. No es lo mismo tener la tristeza pintada en la cara, como yo la tenía, que dar una imagen vital", relata. Ese sentimiento de estar envejeciendo y de verse cada día más cara de cansado -"tengo los ojos pequeños y las ojeras me los empequeñecían aún más", cuenta- le hicieron decidirse a pasar por el quirófano para hacerse una blefaroplastia, es decir, operarse las bolsas de los ojos.

La que se hizo Guillermo hace tres años es la operación de estética estrella entre los hombres. Le siguen la liposucción abdominal y de flancos (la consabida tripita y michelines) y las intervenciones de nariz y de orejas (rinoplastia y otoplastia), según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Estética y Reparadora (SECPRE). "Los hombres han perdido el miedo al bisturí y al quirófano, pero también al qué dirán. Empezamos con las cremas faciales y hemos pasado a la cirugía, aunque en esto vamos todavía por detrás de las mujeres", asegura Antonio Porcuna, presidente de esta asociación que agrupa a 800 profesionales.

No le importó el qué dirán, pero al pedir opinión a su familia, a Guillermo le contestaron con un "¡No seas tan presumido!". Sin embargo ahora está "encantado" con los resultados. "Cuando salí del quirófano me asusté, parecía que me habían dado una paliza, tenía los ojos hinchados y morados, pero luego se pasó y ahora los efectos son visibles. Tengo mucha mejor cara", cuenta. Volvería a repetir e incluso ha probado ya el botox, una toxina que se inyecta en la piel y aligera los signos del envejecimiento. Y es que los varones no sólo pasan por el quirófano para operarse. En 2006, tres de cada diez tratamientos de estética fueron realizados a hombres, según datos de la SECPRE. Los españoles y las españolas son los que más recurren a la cirugía estética en Europa. El año pasado se efectuaron en España unas 400.000 intervenciones quirúrgicas de este tipo. Este tipo de operaciones se ha introducido en la vida de los españoles como un gasto más dentro del presupuesto familiar, y de hecho se ha incluido en el IPC como artículo de consumo para calcular la inflación. Según la SECPRE, los españoles gastan 800 millones de euros al año en intervenciones de cirugía estética. Además, las clínicas ofrecen facilidades de pago.

Iker G. tomo la decisión final de operarse gracias a la financiación que la clínica le ofrecía. "Mi chica se había hecho una lipoescultura y le quedó muy bien. Así que yo, que había echado bastante barriga me animé", cuenta este camarero de 27 años. "Cogí la barriga con 22 años y no había dios que me la quitara. Ni dietas ni ejercicio, siempre la recuperaba", dice. Pasó por el quirófano hace un año para hacerse una liposucción abdominal y de flancos. "Ahora estoy encantado. Me levanto por la mañana y me veo bien. Me ha reforzado la autoestima", asegura. ¿Algo malo? "Antes mi novia decía que se dormía sobre mi tripita, y ahora no tiene donde apoyarse", bromea. La operación le ha salido por unos 6.400 euros.

Entre 22 y 50 años. Clase media o media alta. Preocupado por su físico. Éste es el perfil del paciente tipo de cirugía estética. "Es un perfil bastante amplio. Antes se operaba gente con mucho dinero, ejecutivos con una vida social muy rica. Aunque siguen siendo los principales clientes, pero el paciente tipo ha cambiado", sigue.

Daniel Martínez se operó hace un mes. Aún no le han quitado los puntos y todavía tiene que llevar vendas sobre el pecho. Se ha hecho una ginecomastia, una reducción de las mamas. "Tenía mucho complejo. Tenía grasa acumulada en una zona que no es normal. Estaba súper incómodo en camiseta y aún más en bañador", cuenta. Así que decidió operarse. "Mi familia lo comprendió. Me vio tan decidido que me apoyó", dice. La operación le ha costado unos 7.000 euros, dinero que define como "una buena inversión".

Los hombres han superado a las mujeres en un tipo de cirugía estética. La cirugía genital. "En estas intervenciones los hombres ganan: son un 60%", explica Juan Monreal, médico de cirugía genital masculina. Las operaciones más demandadas son el alargamiento y el engrosamiento de pene. "La operación está entre los 3.000 y 6.000 euros, según el tratamiento", asegura Monreal, que en lo que va de año ya ha hecho 150 intervenciones de este tipo.

Fuente: El Mundo 19.09.07

Página web actualizada el 13-05-2014
Consulte sus dudas y conozca nuestras
facilidades de financiación

Certificaciones para su tranquilidad

Centro Médico Autorizado Nº 29.382 Nº de colegiado 41/12.665 Miembros de la SECPRE
Certificados ISO 9001 e ISO 14001 Certificados SGE21 Gestión Ética y
Socialmente Responsable
Miembros de la SEMCC

Visítenos. La primera consulta es GRATUITA

C/ Doctor Pedro de Castro 10, local 4 SEVILLA - 41004 San Bernardo


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario.
Al continuar navegando por la web, entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies.